Enero tuvo mayor suba de precios en 108 meses
06 / 02 / 2013

Enero tuvo mayor suba de precios en últimos 108 mesesLa suba de precios de enero de 1,9% fue la mayor para un mes, en la última década. Los analistas advierten que será muy difícil que el gobierno pueda frenar las presiones inflacionarias y cumplir con el objetivo de ubicarla entre 4% y 6% durante 2013. El dato de enero sólo es superado por el del mismo mes de 2004.


En los doce meses cerrados a enero, la variación del Índice de Precios del Consumo (IPC) fue de 8,72% según reveló el Instituto Nacional de Estadísticas.

En 2012, la suba de precios había sido de 7,48% con una baja de 0,74% en diciembre, provocada fundamentalmente por los resultados del plan “UTE Premia” que bonificó a los buenos pagadores con una cifra total de US$ 17 millones.

Con el dato de enero, la inflación 12 meses para atrás volvió a los niveles que tenía en el año móvil a setiembre.

El dato de enero superó ampliamente las expectativas de los analistas privados que publica mensualmente el Banco Central del Uruguay (BCU), ya que para el primer mes del año los consultados la situaron en 1,1%.

Para febrero, se espera otro mes de alta suba de precios, ya que rigen los aumentos de tarifas de UTE y OSE, y además se dará un encarecimiento en frutas y verduras debido a que el temporal del 24 de enero afectó fuertemente la cosecha de varios productos granjeros.

Conocido el dato, se abrió la interrogante sobre qué medidas deberá aplicar el gobierno para frenar la suba de precios.

La directora del Instituto de Economía de la Universidad de la República, Gabriela Mordecki, dijo que la suba de precios es una problemática que lleva varios años y ha tenido causas variadas.

“Hay un empuje inflacionario debido al incremento de la demanda interna, que es el más persistente y que para combatirlo se deberían aplicar medidas contractivas que tendrían efectos negativos sobre el crecimiento económico y la mejora del ingreso de los hogares muy difíciles de llevar adelante”, expresó Mordecki.

Además, agregó que tampoco hay espacio fiscal para medidas de subsidios o equivalentes, por lo que el gobierno tiene pocos instrumentos para aplicar.
“Habrá que esperar que la recesión internacional haga bajar los precios internacionales y que eso se traslade a los precios internos, y que el menor crecimiento de este año también enfríe los precios”, indicó.

El economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille, dijo que se esperaba que el IPC tuviera un incremento mayor a 1%, fundamentalmente por el hecho de la reversión del descuento transitorio en la tarifa eléctrica dispuesto en diciembre por UTE.

“La variación del IPC de diciembre fue una anomalía que se compensó con otra de signo contrario en el IPC de enero”, dijo Sibille.

El analista de KPMG señaló que será difícil atacar el problema inflacionario. Afirmó que sería positivo que el gobierno central se plantee seriamente aspirar a un superávit fiscal, lo cual permitiría, por un lado, financiar la contención de las tarifas públicas, y por otro, comprar dólares con pesos genuinos recaudados para compensar el aumento de la tasa de interés sin necesidad de tener que recurrir a políticas de esterilización.

“Pero en vista de que ello tiene poca viabilidad, dado que el déficit fiscal aumentó, son pocos los instrumentos disponibles para lograr un cambio sensible en la tendencia inflacionaria”, dijo.

Por ese motivo, el analista previó que la inflación continuará por fuera de la meta durante el resto del año.

Con información de El País